3 maneras de evitar que tus clientes no te crean

3 maneras de evitar que tus clientes no te crean

Como gerentes de ventas, siempre se busca evitar que tus clientes no te crean, pues aunque queremos hablar de las maravillas de nuestros productos o servicios;  nadie sabe defenderlos mejor.

Sin duda, nuestros argumentos pueden ser muy buenos. El desafío, sin embargo, es que las personas los crean. ¿Por qué?, la razón es simple: ¿qué vendedor hablaría mal de lo que desea vender? Es el problema de la parcialidad.

Todas las técnicas o argumentos de ventas que utilices para defender tu negocio, no convencerán a tus clientes. De esta manera, te sugerimos algunas estrategias que te permitirán demostrar mayor imparcialidad frente a las personas.

Lo primero es no defender lo indefendible, es decir, la verdad, ante todo. Con esto claro, te enseñamos 3 estrategias que no fallan:

1. Muéstralo, no lo digas y evita que tus clientes no te crean

No perdamos el tiempo en hablar de las maravillas de nuestros productos ya que, sin duda, no nos creerán. ¿Qué haremos entonces?, simplemente no decir nada y preparar el escenario adecuado para que el cliente saque las conclusiones que necesitamos.

 ¿Cómo hacerlo?

  • Puedes utilizar testimonios de clientes felices, en los cuales son ellos los que hablan y no tú.
  • Los casos de éxito son otra herramienta bastante utilizada: “Cómo la empresa X redujo sus costos de operación utilizando la solución Y”.
  • Videos de aplicaciones reales.
  • Videos educativos.
  • Reportes donde enseñas a resolver problemas.

2. Preguntas, preguntas y más preguntas

La mayoría de las personas al exponerse a una situación que les genera desconfianza o temor, utilizan frases como: está claro, lo estamos viendo, me hicieron una mejor oferta, etcétera.

Para descubrir el temor o preocupación que detiene la compra de un cliente, lo mejor es hacer preguntas, solo así descubriremos su inquietud, pero si quieres evitar que tus clientes no te crean pregunta:

  • ¿Cuál es su preocupación?
  • ¿Qué cree que falta por responder?
  • ¿Cómo podemos ayudarle?

Estas preguntas nos permitirán obtener información acerca de la inquietud del cliente y ayudarlo a resolverla.

3. Revierte el riesgo

Uno de los elementos que impiden el cierre de un negocio es el “riesgo”. Peor aún, está presente en la mayoría de las decisiones de compra:

  • Riesgo de cambiar de proveedor
  • Riesgo de invertir
  • Riesgo de que a mis clientes no les guste, etcétera.

¿La solución?, simple, eliminar el riesgo.

Las garantías son una excelente alternativa, por ejemplo, “si no está conforme, le devolvemos su dinero”, “si no funciona, tiene 30 días para devolverlo”.

Utiliza estas estrategias y demuéstrale a tu cliente que nos preocupamos por él, más allá de nuestra intención en que nos compre. De esta forma comenzaremos a ganar poco a poco su confianza,

Recuerda que nunca, pero nunca debes presionar al cliente para convencerlo, con un millón de argumentos maravillosos respecto a tu negocio.

Al final, solo aceptarán lo que vean y lo que crean, no lo que opinemos de nosotros mismos.

 

 

Leave a Reply